[REC] 4 Apocalipsis, de Jaume Balagueró

Fallido final de una secuela memorable

Fallido final de una secuela memorable

Producción: Filmax (2014)
Dirección: Jaume Balagueró
Guión: Jaume Balagueró, Manu Díez
Fotografía: Pablo Rosso
Música: Arnau Bataller
Montaje: David Gallart
Distribuidora: Filmax
Estreno: 31 Octubre 2014
Duración: 95 min.
Intérpretes: Manuela Velasco (Ángela Vidal), Paco Manzanedo (Guzmán), Ismael Fritschi (Nic), María Alfonso Rosso (anciana), Críspulo Cabezas (Lucas), Héctor Colomé (Doctor Ricarte), Emilio Buale (Jesu), Javier Laorden (médico auxiliar), Mariano Venancio (capitán Ortega), Carlos Zabala (Goro), Paco Obregón (doctor Ginard), Cristian Aquino (Edwin).

Terminaba el año 2007 y una insólita pieza dirigida al alimón por Jaume Balagueró y Paco Plaza ensanchaba las fronteras del cine de terror español. Concebida como una vertiginosa atracción fílmica, [REC] hacía de una cámara su gran protagonista. El artilugio lo manejaba el operador de un programa de televisión que acompañaba a un grupo de bomberos durante una noche de trabajo. Todos acababan encerrados en un bloque de viviendas donde se propagaba un virus letal, mientras que el objetivo de la citada cámara se convertía en los únicos ojos del espectador durante un interesantísimo arsenal de sensaciones.
El filme se pareció mucho a un acontecimiento y, comprensiblemente, buscó pronto su reproducción. Así surgió [REC]2, mucho menos redonda que la anterior aunque hábil a la hora de mantener viva la franquicia, pues seguían siendo varias las cámaras que testimoniaban lo que el espectador vivía. El punto de vista desde el que se enunciaban los hechos se multiplicó y con ello se desinfló un tanto la potencia del relato.
Fue entonces cuando la cadena serial se quebró: Plaza dirigió en solitario la tercera entrega de la saga (Génesis) y certificó durante el primer tercio del metraje la muerte de la franquicia narrativa. La cámara protagonista se rompió para siempre jamás y [REC] dejó de ser tal para transformarse en cualquier otra cosa, la que fuera.
A mi juicio, allí quedó sepultado lo más interesante de un proyecto que, como las series de televisión más efectistas, no tienen reparos a la hora de olvidar su concepto inicial si eso supone ampliar la esperanza de vida. De hecho [REC]4 Apocalipsis cierra el ciclo con la confirmación de que de los tiempos del 2007 no quedan más que algunos elementos argumentales.
La plasmación formal y dramática no puede ser más distinta respecto a aquel arranque de 2007. Balagueró encierra en un buque mercante a varios de los que se habían librado de la infección en las entregas precedentes. Entre ellos destaca la presentadora Ángela Vidal, que despierta de pronto entre científicos siniestros que la someten a toda suerte de pruebas. También andan por allí dos policías que la rescataron en su día, una invitada a la boda de [REC]3 Génesis y varios personajes nuevos que integran la tripulación y unos equipos de seguridad que no se andan por las ramas.
El esquema es sencillo: explicación introductoria durante los primeros minutos, plaga desatada en el tramo del medio y giro sorprendente al final. Fibra en el relato hay más bien poca. De hecho, sorprende la falta de sustancia de un guión que abunda, además, en diálogos forzados imposibles de ser dichos con convicción por unos actores que, en general, están lejos de transmitir algo que suene a “verdad”. Eso es especialmente así en el caso del policía al que encarna Paco Manzanedo y en el de la misma Ángela/Manuela Velasco, de cuya frescura en tiempos pretéritos no queda huella alguna.
A falta de todo lo demás, uno solo puede consolarse con la solvencia que Balagueró demuestra en las secuencias de acción. Su eficacia es evidente y aprovecha los espacios angostos del navío, los pasillos, las puertas y la textura grisácea de las imágenes para generar un ambiente opresivo. Sin embargo, también es cierto que se refugia demasiado en la agitación de la cámara y las escalas muy cerradas para que, en el fondo, no se vea nada en pantalla como técnica para generar inquietud.
Si a ello se le suma una presencia abusiva de la banda sonora el amargo regusto que deja [REC]4 Apocalipsis queda servido. La insatisfacción, por cierto, en absoluto resulta inesperada, pues si algo se deduce del análisis de la serie es la creciente irregularidad provocada por sus vaivenes, circunstancia especialmente notoria dada la gran fuerza de su concepto primerizo, del que apenas quedan cenizas en este olvidable cierre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.