El hombre más buscado, de Anton Corbijn

Exhibición interpretativa de Philip Seymour Hoffman

Exhibición interpretativa de Philip Seymour Hoffman

Título original: A Most Wanted Man
Producción: The Ink Factory, Potboiler Productions, Amusement Park Films, Demarest Films, Film4, Senator Film Produktion (2014).
Dirección: Anton Corbijn
Guión: Andrew Bovell, basado en la novela homónima de John Le Carré.
Fotografía: Benoît Delhomme
Música: Herbert Grönemeyer
Montaje: Claire Simpson
Distribuidora: eOne Films Spain
Estreno: 12 Septiembre 2014
Duración: 122 min.
Intérpretes: Grigoriy Dobrygin (Issa Karpov), Philip Seymour Hoffman (Günther Bachmann), Homayoun Ershadi (Abdullah), Mehdi Dehbi (Jamal), Nina Hoss (Irna Frey), Daniel Brühl (Maximiliam), Vicky Krieps (Niki), Kostja Ullmann (Rasheed), Franz Hartwig (Karl), Willem Dafoe (Tommy Brue), Robin Wright (Martha Sullivan).

Un actor, una ciudad y un género. Sobre los tres pilares se levanta, en sugerente imperfección, El hombre más buscado. El actor es Philip Seymour Hoffman, uno de los más completos y sólidos intérpretes en el paisaje internacional de los últimos años. La ciudad es Hamburgo, portuario cruce de caminos. Y el género es el thriller de espías en su vertiente más densa, con el inconfundible aroma Le Carré sobrevolando los fotogramas. Un trío de ingredientes que no son poca cosa.
Por desgracia, se trata de la última película como protagonista absoluto de Seymour Hoffman, otro de esos seres humanos que tuvo la desgracia de ser elegido por los dioses para soportar el peso de un don excepcional. Cualquiera podría considerarlo una fortuna, pero la tozuda historia está llena de individuos devorados por los efectos secundarios de la genialidad artística.
De ese nivel que se eleva sobre lo ordinario da buena cuenta El hombre más buscado. Podría escribirse aquí que Günther Bachmann es un personaje que se adapta como un guante a las cualidades del actor si no fuera porque eso ha sido así con casi todas las criaturas de ficción a las que cedió cuerpo y voz. En cualquier caso, el espía introvertido, bebedor y cínico al que encarna aquí es una especie de homenaje a la decadencia particularmente emotivo.
Tras el 11-S cambiaron las relaciones entre las agencias de inteligencia mientras los poderes introdujeron nuevas estrategias en nombre de la sagrada seguridad antiterrorista. Hamburgo es un buen lugar para dar cuenta de los pasillos sórdidos y grises diseñados para combatir a los malos oficiales. Urbe de paso e inclusiva en otros tiempos, asume ahora el papel de controlar a quienes acaban en ella. Por lo que pueda pasar, claro. Y por encima de las libertades individuales, una quimera cuando se ponen en riesgo los intereses indiscutibles.
Es así como Issa, hijo de un militar ruso y de una mujer chechena víctima de abusos, llega a la ciudad alemana reclamando la herencia de su padre. Convertido a la religión musulmana, sus movimientos son objeto de seguimiento para aclarar si se trata de un terrorista metido en un violento plan o un tipo con intenciones pacíficas. Y entre medias emerge Günther, el tipo curado de espanto defiende la astucia antes que los golpes de efecto de unas fuerzas de seguridad ansiosas de medallas políticas.
Los mimbres resultan familiares para cualquiera que conozca someramente la obra literaria de John Le Carré, adaptado por enésima vez a la gran pantalla. El guión resultante es irregular e incurre en lagunas precipitadas al final con un desenlace abrupto y algo previsible. Sin embargo, la narración posee una atmósfera malsana y atractiva, hipnótica gracias al trabajo del director Anton Corbijn en la puesta en escena.
Los lugares grises, las composiciones geométricas y desalmadas, la fisonomía decrépita de una ciudad que es la metáfora imponente del protagonista… el conjunto tiene una intención fílmica algo desconcertante –no es nuevo, le sucedía también a El americano, dirigida en 2010 por el propio Corbijn– aunque absorbente. Y es que el realizador no deja escapar el potencial de un actor, una ciudad y una atmósfera idóneas para los amantes del thriller de espías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.