Ratatouille, de Brad Bird

Sabroso bocado

De un tiempo a esta parte los veranos nos traen a muchos la sensación de que la cartelera queda definitivamente esquilmada. Los títulos interesantes, sean de envergadura o joyas humildes, aguardan a que la gente luche contra la realidad del otoño y de la vuelta a las labores con dos horas de fantasía. O, si hay prestigio de por medio, a que un festival provoque ese descubrimiento del que los críticos no paran de hablar. Así es el asunto en el ciclo estival. No sé en otras, pero tengo claro que en estas fechas me gano con justicia el sueldo.
Menos mal que en la oferta actual queda el sempiterno recurso a cierto tipo de cine animado hecho con gusto. A esa estirpe pertenece, sin duda, Ratatouille, la última producción que Pixar destina a toda la familia. Y no sé a los críos –hace tiempo que perdí la inocencia– pero, por lo que leo y escucho, parece que los adultos quedan encantados con las aventuras que protagoniza una rata que siente la llamada vocacional de los fogones en la culinaria ciudad de París.
El recurso narrativo no es, desde luego, nada novedoso: la premisa se construye a partir de dos elementos que se repelen, ya que de la suma ratón más comida jamás resultara el apetito como resultado. Pero la combinación es, sin duda, fuente de conflicto y de humor, dos de las claves indispensables para hacer una buena comedia. Y Ratatouille, aún con las ñoñas servidumbres que impone la tiranía de la taquilla y de lo políticamente correcto, lo es.
Brad Bird, responsable de dos entregas tan exitosas como El gigante de hierro y Los increíbles, continúa por la misma senda de calidad dramática y formal de sus anteriores filmes de animación. En su último trabajo avanza, todavía más, en el perfeccionamiento técnico de la representación, especialmente visible en la increíble reproducción dibujada de los detalles de los alimentos. Cuestiones que ayudan a que el metraje, por encima de algunas soluciones de guión, pase leve, ágil y espontáneo ante unas retinas derretidas por el sol y la sequía de una cartelera en horas bajas.

Un pensamiento en “Ratatouille, de Brad Bird

  1. Pingback: El Chef, la receta de la felicidad, de Daniel Cohen | michihuerta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.